martes, octubre 24, 2006

Vivir y respirar publicidad…

Generalmente en universidades e institutos muchos profesores hacen clases pero no enseñan publicidad. Muchos académicos poseen importantes títulos de postgrados y enseñan sin tener alma de publicistas. Porque no lo son y no tienen la vivencia. El gusto de hacer una cosa es diferente de saberla hacer. Entonces ¿Cómo lograr transmitir la esencia necesaria para que un estudiante de publicidad, sea publicista?

El entendimiento de esta profesión diferente es complejo. No cualquiera es capaz de transmitir esa esencia que nutre la publicidad y sus experiencias. Hacer publicidad, más que un quehacer, implica un sabe -hacer que exige un precio alto de entrega. No es una profesión de algunas horas. Adquirirlo cuesta bastantes años de fatigosa experiencia. Y no siempre se logra. La publicidad hay que hacerla todos los días. Siempre dirigida por el conocimiento y la disciplina. Es una profesión que se ejerce cuando se domina.

La publicidad es una herramienta de muchas dimensiones. Los estudiantes de publicidad deben vivir y respirar publicidad a diario, en un afán inquebrantable de aprender; ansia constante de superación; capacidad dinámica para entender y asimilar sus diversas técnicas. Ser publicista es lograr dominio de la imaginación y la creatividad. La emoción es la base de una carrera publicitaria.

Quizá no exista hoy una profesión donde triunfen y fracasen tantos a la vez por motivos iguales. Enseñar publicidad no es solamente entregar materias o contenidos y tomar una prueba. Es transmitir una vida publicitaria que se adquiere solamente con la experiencia de haberla vivido. El alumno siempre pregunta y se debe saberlo todo desde la trinchera de la vida misma del ejercicio de la publicidad. Con emoción. Con creatividad.

Ser publicista no se consigue solamente con horas de estudio, sino que con vivir la publicidad como si fuera el aire que se respira.

2 comentarios:

Raquel dijo...

Felicidades pues es cierto ser publicista no es un tabajo de horas es cuestion de una forma de vida.. Me apasiona como se expresa de tan hermosa carrera, yo estoy comienzando esta linda profesion y leer este blogger hace q me apacione mucho mas.. Gracias!!! y Si hay que vivir y respirar publicidad

esteban lob dijo...

La diferencia entre buena publicidad y publicidad deficiente se nota cada día, sobretodo en radio y TV. Hay propaganda que da ganas de verla nuevamente luego, y también otra que por falta de creatividad y profusión de lugares comunes, resulta tediosa y fome.

Saludos.

PD: Desearía comunicarme con usted, pero desconozco algún correo electrónico o número
telefónico para hacerlo.
Por si sirviera, mi correo electrónico es estebanlob@gmail.com