martes, septiembre 04, 2007

Poesía publicitaria

Hojeo un libro de poesía de Oscar Hahn y me encuentro con esto:

Sociedad de Consumo

Caminamos de la mano por el supermercado
entre las filas de cereales y detergentes

Avanzamos de estante en estante
hasta llegar a los tarros de conserva

Examinamos el nuevo producto
anunciado por la televisión

Y de pronto nos miramos a los ojos
y nos sumimos el uno en el otro

Y nos consumimos


Televidente

Aquí estoy otra vez de vuelta
en mi cuarto de Iowa City

Tomo a sorbos mi plato de sopa Campbell
frente al televisor apagado

La pantalla refleja la imagen
de la cuchara entrando en mi boca

Y soy el aviso comercial de mi mismo
que anuncia nada a nadie


Oscar Hahn es un poeta, ensayista y crítico chileno nacido en Iquique en 1938.

Estudió Pedagogía en la Universidad de Chile. Fue profesor de Literatura en la Universidad de Arica y posteriormente se radicó en EE.UU. donde se ha dedicado a la docencia, inicialmente en la Universidad de Maryland y actualmente en la Universidad de Iowa.

Su obra poética se inició en 1961 con «Esta rosa negra», al que le siguieron, «Agua final» en 1967, «Arte de morir» en 1977, «Mal de amor» en 1981, «Imágenes nucleares» en 1983, «Flor de enamorados» en 1987, «Estrellas fijas en un cielo blanco» en 1989, «Versos robados» y «Antología virtual» en 1996.

Obtuvo el Premio Alerce de la Sociedad de Escritores de Chile y el Premio Municipal de Santiago.

6 comentarios:

esteban lob dijo...

Esa es gracia. Ver un comercial de uno mismo... con el televisor apagado.

Saludos.

Herman Bustos dijo...

Estimado: como puedes ver asi es la publicidad. Da para todo.
Saludos

Maria Elena dijo...

Hola.Por el tipo de blog en el cual pusieron los poemas, me parece que no los están entendiendo.No son poemas publicitarios, sino que ambos critican a la sociedad de consumo.El primero, colocando a los sentimientos humanos en el nivel de los productos de consumo.El "otro" es un objeto de consumo, no una persona.Y lo encuentra en el supermercado...
El segundo poema, habla de la soledad, la alienación, la angustia de un hispano en EEUU, solo en su departamento, consumiendo un producto comercial, pero solo, con la tv apagada, viéndose en su espejo.

Herman Bustos dijo...

Gracias por tu comentario. Es acertado en tus conceptos. En todo caso,como puedes ver, no se ha hecho ningún análisis de contenido en el post. Sólo se hace mención al autor y se destaca la temática de lo publicado en referencia a la utilización del tema de la publicidad y el consumo en un par de poemas.
Saludos

Herman Bustos dijo...

Revisando tu blog veo que has copiado textual en tu blog el contenido de mi post. Generalmente, en esos casos, se hace mención a la fuente de origen.
Saludos

Herman Bustos dijo...

María Elena: te aclaro algo. Entre los bloggeros existen códigos de ética y convivencia no escritos donde se pueden reproducir otros post indicando, eso sí, la fuente de lo reproducido. Así funciona esto.
Saludos